Coronación Reina de los Juegos Florales

Coronación Reina de los Juegos Florales

Los mazatlecos de finales del siglo XIX soñaron con hacer del puerto la "Atenas del Pacífico". Eran aquellos tiempos de la abundancia en el comercio y la industria, las cuales producían toda la riqueza material en los tiempos de Don Porfirio, misma que sirvió en el impulso de la actividad culterana debido a su reciprocidad económica. Como parte del protocolo, una joven reina debía presidir la velada del Gay Saber. En 1928 y 1934 la Reina del Carnaval tuvo la oportunidad de ceñir dos coronas y vestir dos ajuares distintos en una misma temporada, pero a partir de 1937 –acaso para hacer más competitivo el concurso de elección de Reina-- se estableció que la candidata que ocupara el segundo lugar sería la Reina de los Juegos Florales. Entre 1951 y 1960 la Reina del Carnaval volvió a asumir a un tiempo los dos reinados y a partir de 1961 se separaron de nuevo las coronas, esta vez de manera definitiva.

Foto Galería